La mentalidad de quien crea santuarios

 

Seguimos entrenando nuestra mente para conseguir un fin, tener la casa y la mente ordenada y organizada, para ello tenemos que aprender a tirar.
El siguiente paso que debemos dar es no tener tu casa como si fuera un santuario.

Es relativamente sencillo tomar decisiones si debemos tirar una prenda o un utensilio si esta desgastado o roto, pero si sólo nos guiáramos por este método, nuestro hogar estaría lleno de cosas innecesarias pero que aun se pueden utilizar. El problema aparece en el momento de “tomar la decisión” de si ese objeto o prenda que no está roto, desgastado o inservible es útil para nosotros y si no es así porqué lo conservamos.
Aquí entran los sentimientos y el otorgarle a las cosas un valor sagrado, lo que nos impide desprendernos de ello. En el caso de los documentos o libros, pensamos que si perdemos esa información será difícil volver a recuperarla, o si nos desprendemos de un objeto con valor sentimental no volveremos a recuperarlo jamás.
Para mi es sólo una cuestión de lógica y aplicar el sentido común, pero se que no es fácil, porque todo depende del valor que tu le des a las cosas, pero piensa que son SÓLO COSAS.
Si no eres capaz de tirar un objeto es porque dependes de el, y debes pensar que las cosas deben estar ahí porque nos dan un servicio, solo eso, si no te dan nada ¿por qué te aferras a ellas?
Si te resulta difícil esta tarea liberadora es porque piensas demasiado en el pasado o en el futuro, bien porque tienes miedo a desvincularte de objetos que han estado contigo durante mucho tiempo y te genera nostalgia y tristeza o bien porque tienes miedo a deshacerte de cosas que piensas que mas adelante vas a poder necesitar “por si acaso” lo que te genera ansiedad y estres.
El elegir entre considerar algo sagrado y no tirar, o darle importancia justa a las cosas, no es sólo una acción para ordenar la casa, sino una actitud ante la vida, tanto a nivel laboral en tu trabajo, como a nivel personal en tu casa.
Tampoco quiero entrometerme e intentar convencer a alguien que cree que algo tiene valor de lo contrario. Es tan inútil como intentar persuadir a alguien que ha caído en una secta, de que esa secta es un engaño. Aunque no vuelvas a consultar jamás aquellos informes tan meticulosamente archivados, aunque vivas en el pasado rodeado de recuerdos, aunque el suelo esté a punto de hundirse por la pilas de libros,…si así eres feliz, no tengo nada que objetar.
“Cuanta mas ligera sea tu carga, más fácil será el viaje”
Hay veces que sólo es necesario encontrar el tiempo para pararnos unos minutos delante de un objeto y plantearnos que sentimos…haz este ejercicio una vez al día y te sorprenderás de cuantas cosas hay que no te transmiten nada, ni te aportan nada.
Nos vemos en el siguiente post en el que hablaremos de que hay que USAR TODO LO QUE TENGAS
Feliz Noche a tod@s!
#ordena tu casa #ordena tu mente #organiza tu casa #aprende a tirar antes de ordenar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s